martes, 10 de julio de 2012

50 sombras de Grey. E.L.James



Este libro me lo mandó la editorial, Random House Mondadori, a los que les doy las gracias por ello desde aquí.

Desde luego, lo hacen bien, después de leerlo... hay que leer los otros dos libros que componen la trilogía, se queda uno con ganas.

Empezaré por contar algo del argumento. Ana es una estudiante que tiene que entrevistar a Christian Grey, famoso y millonario empresario, en lugar de su amiga Kate, que está enferma. Y en esa entrevista surge la chispa entre ambos. Lo que ocurre es que, lo que para Ana es su primer amor (es una chica que a sus 21 años es virgen), para Christian es, en principio, una posible sumisa más. Sí, porque Christian es un adicto al BDSM (Bondage, Sumisión, Dominación y Masoquismo), no conoce otro tipo de relaciones sexuales, como le reconoce a Ana a lo largo del libro.

Y vemos cómo empieza la relación entre ambos, cómo Ana se entera de lo que quiere Christian, cómo, en el fondo, ve que le excita y, no se sabe bien si por amor o por obsesión, va accediendo a las peticiones de él. El cual, a su vez, con Ana comienza a tener relaciones sexuales "vainilla" (light, sin juguetes), cosa que reconoce no haber hecho antes. Pero cuando Ana se encuentra sola, está hecha un lio, no sabe si seguir, no quiere reconocerse que aquello, lo que ha probado, le gusta, quiere algo más, pero él no....

Más que una novela dura por el dolor físico que a Christian no sólo le gusta, sino que reconoce que necesita, provocar, es una novela dura por la actitud de Ana: simplemente por estar con él, por seguir con él, aceptando sus cambios de humor, temiendo sus posibles regañinas, sin poder hablarlo con nadie (él se lo pide, se lo exige), ya es una sumisa. Y de vez en cuando piensa en una idea, en la que muchas mujeres piensan, o pensamos, aunque no sea por el sadismo ni masoquismo de sus parejas, que es la idea de poder cambiar a su pareja. ¿Se puede cambiar a alguien? Pues yo creo, y es mi opinión, que no. No hay manera de cambiar a alguien por las buenas. Si uno mismo no cambia, ¿por qué va a cambiar el otro? Más que intentar cambiar al otro, no te dejes, cambia tú. Pero claro, esto es fácil decirlo desde fuera, aunque se haya pasado desde dentro. Estando en el ojo del huracán, y enamorada u obsesionada, la actitud de Ana es casi normal: quiere estar con Christian, y una cosa lleva a otra, y a otra....

Por otro lado, Christian le avisa de que no tendrá que hacer nada que ella no quiera hacer, y elsexo, siempre que sea algo consentido por los dos, es algo permitido, no se puede considerar maltrato aunque sea BDSM. Yo, lo que considero maltrato no es el sexo, es la actitud, los cambios de humor, el necesitar dominar....

Una cosa que me ha hecho mucha gracia es que Anastasia, Ana, tiene dos voces en su cabeza que le hablan: la diosa y la diva. Son reflejos de sus actuaciones con respecto a Christian, la alientan y motivan, son "alguien" con quien hablar de todo eso.

La novela engancha, y mucho. Se "necesita" saber qué va a pasar, cuál será la siguiente reacción de Christian, la de Ana. El lenguaje es claro, y el estilo es ágil y rápido. La he leído en menos de tres días, y eso que apenas tengo tiempo ahora, pero... he dormido menos, lo reconozco. Quizá sobra alguna escena de sexo, o algunas. Aún siendo una novela erótica, esas escenas son más de la mitad del libro, y a mí, personalmente, me gustan más las escenas psicológicas. Pero a lo mejor es lo que hace la novela más ágil, son escenas que se leen rápido, sin pensar. Realmente hay pocas novelas eróticas, y más que traten estos temas, que hayan llegado a ser tales bestsellers.

Otra cosa positiva son los personajes secundarios, pocos pero bien definidos: Kate, la amiga y compañera de piso de Ana, Taylor, el mayordomo de Christian, el hermano de Christian, José, un amigo de Ana. Cuadran muy bien en la novela.

La obra parece ser que salió como una continuación de Crepúsculo, por internet (si soy sincera, no he leído Crepúsculo y no creo que la lea en los próximos años...), y fue tal éxito que, cambiando los personajes, la autora creó la trilogía de la que hablamos.

Ahora voy a decir algunas cosas que no me han gustado, y que como veréis no afectan en absoluto a la novela en sí.
El título, lo veo mal traducido. Se me ocurren algunas opciones alternativas. Traduzco libros para una editorial española, y reconozco que soy muy puntillosa. El título original juega con "Grey". Es el apellido del protagonista a la vez que el color gris. Pero claro, en castellano el apellido "Gris" no es común, el señor Gris sería una mala traducción, de acuerdo, quedaría raro... ¿o no?. Aunque el título "50 sombras de gris" dice más, o "50 sombras en gris". Bien, otra alternativa sería "Las 50 sombras de Grey", al menos con el artículo indicaría a qué se refiere, pues en la novela se habla de que Christian está lleno de amarguras, de que tiene 50 sombras. Pero vaya, no es una cosa que afecte al contenido.

Y otra, la novela está descaradamente hecha para continuar. Al haberla terminado me da la sensación de que a una obra se la ha cortado en tres partes, y así tal cual se han publicado. No explica algunos porqués, el final es tan abierto que no me lo creo... bueno, sí, anima a leer las otras dos, qué duda cabe, pero tan descarado no me va, me da hasta rabia.

El caso es que, sea por el tema, sea por el morbo o sea por seguir los caracteres de los protagonistas, no se puede parar de leer, engancha, es buena en el sentido de entretener y no perder el ritmo. Yo, desde luego, la recomiendo si queréis una lectura rápida... y morbosa, sí.


22 comentarios:

  1. lo lei cuando salió y ayer mismo termine la segunda parte. La lectura es facilona, y en el segundo ya me resultó un poco repetivo y empalagoso, aunque ya he empezado la tercera y espero quitarme de encima la trilogia de una sentada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora no voy a seguir con la trilogía, principalmente es porque no tengo los otros, jeje.

      Besos

      Eliminar
  2. Una novela muy ágil, sin duda; pero yo no diría "dura" en ningún momento. Al contrario, me parece demasiado ligera. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí la veo dura, psicológimente. No tanto por las escenas de sexo, pero sí por los sentimientos de ella en toda la novela.

      Besos

      Eliminar
  3. Lo terminé hace unos días y coincido en que es una historia que engancha, se lee rápido y necesitas leer el resto, pero me esperaba más después de tanto éxito
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, sí. Yo es que no sabía qué esperar, no sabía ni de qué iba. Pero al final ha estado bien.

      Besos

      Eliminar
  4. Lo tengo esperando para leerlo.
    Eso del final tan abierto es el motivo por el que no me gusta leer libros que tienen continuación si no los tengo todos.
    Esperaré a tener los tres para empezar a leer pues a mi también me da mucha rabia quedarme a medias.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces me es imposible esperar. Y así veo si quiero leer el resto o no.

      Besos

      Eliminar
  5. Pues a pesar de tu gran reseña cada vez le veo menos mérito a esta novela. En cualquier caso si cae en mis manos la leeré.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mérito, yo creo, es hacer que, sea por lo que sea, se venda como churros.

      Besos

      Eliminar
  6. Pues sí que parece que engancha! En nada me pongo con ella...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo lo tengo esperando para leer, y tengo bastantes ganas porque he leído críticas de todo tipo así que tengo ganas de saber en que bando me posiciono yo:)
    1beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al final estoy leyendo el segundo, y todo...

      Besos

      Eliminar
  8. Buena reseña! Y todos coincidís en que esta obra engancha. Habrá que leerla.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Yo no la encontré dura, sí que Ana tiene dudas y miedos, pero creo que todos, en cualquier relación, sea del tipo que sea, las tenemos y acabas cediendo. A veces te toca a ti, y otras le toca al otro. Creo que los dos tienen miedo de que el otro se vaya. Y hay que recordar que Grey cede en muchas cosas también (presentarle a la familia, dormir en la misma cama...). A mí me pareció una lectura que engancha, facilona y que tampoco es para tanto en el tema del sexo. No tanto como se decía.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Christian cede... pero vaya, que el maltrato psicológico (aparte del físico, que ese lo reconoce, es el que se ve) está ahi.

      Besos

      Eliminar
  10. Ahí va! Ya me contarás como te lo haces para que las editoriales te manden los libros porque yo lo compré como la mayoría de las personas mortales...!
    Me encanta tu blog, te sigo y me iré pasando vale?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso no hice nada. Es el primer libro que me manda una editorial. Me escribieron a mi mail, nada más.

      Besos

      Eliminar
  11. un libro muuuy picante,demasiado explicito,para mi gusto,lo preocupante es que es el de moda para las adolecentes,escuche en el radio el termino que usaron para catalogarlo,momyporn,imaginense.

    ResponderEliminar
  12. Hola! te invito a pasar por mi blog, si te apatece podríamos afiliarnos: http://mantenlacalmaylee.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...